El ministro japonés de Finanzas, Taro Aso, dijo que es necesario fortalecer los controles de las casas de cambio de criptomonedas tras la desaparición de 58.000 millones de yenes de una operadora de Tokio el pasado viernes.


Ministro de Finanzas de Japón pidió mayor control tras desaparición de criptomoneda



En una rueda de prensa celebrada tras la reunión del Gabinete, Aso afirmó que “es necesario fortalecer el sistema de control de los agentes de criptomonedas”, e indicó que “es muy importante mantener un equilibrio entre la promoción de la innovación y la protección de los usuarios”, según declaraciones recogidas por el diario Nikkei.

Aso habló en estos términos al ser preguntado por el ciberataque a la casa de cambio japonesa Coincheck, de la que el pasado viernes se sustrajeron 523 millones de unidades de la criptomoneda NEM y cuyo valor total ascendía a 58.000 millones de yenes (430 millones de euros/530 millones de dólares), en el mayor ataque informático hasta ahora en el sector.

El titular nipón de Finanzas dijo que pedirán a las casas de cambio que “revisen urgentemente sus sistemas (de seguridad)”, y pidió a la Agencia de Servicios Financieros de Japón (FSA) que vigile “de forma apropiada” a las operadoras de criptomonedas para proteger a los usuarios.

El ministro japonés de Economía, Comercio e Industria, Hiroshige Seko, afirmó, por su parte, que el entorno de la ciberseguridad está cambiando, y calificó el caso de Coincheck como “un aviso sobre la importancia de tomar medidas” para mejorar la seguridad de las empresas en general, según recogió la cadena pública NHK.

Los comentarios de Aso y Seko se producen un día después de que la FSA ordenara a Coincheck corregir las “muchas faltas” detectadas en su sistema de administración y seguridad, y anunciara que inspeccionará a éste y otros operadores para evitar casos similares.

Coincheck es una de las casas de cambio de monedas virtuales de Japón con más volumen de negocio, y ya anunció tras el ataque informático que recurrirá a sus propios fondos para reembolsar las pérdidas, aunque todavía no ha fijado una fecha para el reembolso.

Japón también fue escenario en 2014 del escándalo de Mt. Gox, en su día la mayor casa de cambio de criptomonedas, que quebró tras la desaparición de 850.000 unidades de bitcóin que entonces tenían un valor estimado de 48.000 millones de yenes (356 millones de euros, 440 millones de dólares).

Entradas populares

Kambó