Enfermos de Chagas también tienen un parásito intestinal


El estudio que publica la revista Plos Neglected Tropical Diseases establece además que el riesgo de padecer una infección por el helminto intestinal ‘S. stercoralis’ aumenta hasta dos veces en enfermos de Chagas.

Un alto porcentaje de pacientes con Chagas también está infectado por el parásito intestinal ‘Strongyloides stercoralis’, según un estudio del español Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGLobal).

El estudio que publica la revista Plos Neglected Tropical Diseases establece además que el riesgo de padecer una infección por el helminto intestinal ‘S. stercoralis’ aumenta hasta dos veces en enfermos de Chagas.

La investigación subraya los potenciales beneficios de realizar un cribado combinado para ambas infecciones en adultos latinoamericanos que viven en Europa.

Según el ISGlobal, la enfermedad de Chagas (causada por el parásito ‘Trypanosoma cruzi’) y la estrongiloidiasis (causada por el helminto ‘S. stercoralis’) son enfermedades tropicales desatendidas que comparten una carga epidemiológica similar en Latinoamérica y resultan en infecciones crónicas con alta morbilidad y mortalidad.

En este estudio, los autores buscaron evaluar la asociación entre ambas infecciones en una cohorte de migrantes latinoamericanos atendidos en el Hospital Clinic de Barcelona entre enero 2013 y abril 2015.

Los resultados obtenidos a partir de 361 pacientes muestran que el 14 % de ellos resultó positivo en estrongiloidiasis y el 49 % resultó positivo en ‘T. cruzi’.

Además, el estudio revela que ser de origen boliviano, proceder de una zona rural y haber vivido en una casa de adobe son factores asociados a la infección por ‘T. cruzi’ y que un mayor porcentaje de pacientes con estrongiloidiasis estaba infectado por ‘T. cruzi’, y viceversa.

El análisis estadístico realizado muestra que la infección por ‘T. cruzi’ se asocia con un riesgo dos veces mayor de padecer estrongiloidiasis en migrantes latinoamericanos que consultan en un servicio de enfermedades tropicales, incluso tras ajustar por otras variables epidemiológicas.

“Ambas infecciones están fuertemente influenciadas por factores socioeconómicos y por la deficiencia de sistemas sanitarios”, explicó el investigador del ISGlobal José Muñoz, coordinador del estudio.

“Hemos demostrado ya el beneficio de hacer un cribado sistemático para Chagas en adultos latinoamericanos que viven en Europa, aunque no tengan síntomas”, añadió Joaquim Gascón, director de la Iniciativa de Chagas en ISGlobal y coautor del estudio.

Por ello, los autores concluyen que, dada la alta prevalencia de estrongiloidiasis en pacientes infectados por Chagas, debe considerarse la posibilidad de hacer un cribado combinado para los adultos latinoamericanos que viven en Europa.

Entradas populares

Kambó