La corporación espacial rusa Energia planea ofrecer vuelos turísticos al segmento de este país en la Estación Espacial Internacional, con la primicia de realizar paseos espaciales.


¿Quiere pasear en el espacio?, esto costaría el viaje para turistas

NASA


El Director General de Rocket and Space Corporation, Energia, Vladimir Solntsev, ha explicado que la idea surgió porque casi han terminado de construir el Módulo de Ciencia y Energía (SPM) el nuevo módulo para el segmento ruso de la Estación, que se lanzará en 2019.

El objetivo es aprovechar el esfuerzo en I+D para construir un segundo módulo similar, que costaría mucho menos, y con un un propósito muy diferente: sevir de alojamiento para turistas en el espacio. "Le ofrecimos a Boeing que se convirtiera en nuestro socio y proveedor de equipos científicos específicos. Y ellos estaban interesados", dijo Solnstev al diario Komsomolskaya Pravda.

El segundo SPM podría convertirse en un módulo con mejores comodidades para una tripulación de 4 a 6 personas. Dispondrán de cómodos alojamientos para la tripulación, dos baños y acceso a Internet. En términos generales, será tan cómodo como puede ser en el espacio. Los módulos tendrán un diámetro de 4 metros.

"También discutimos la posibilidad de que los turistas salgan a una caminata espacial. Los expertos en marketing comenzaron a calcular y confirmaron que las personas ricas estarían dispuestas a pagar dinero por esto", declaró Solnstev. En cuanto al precio, avanzó que puede rondar los 100 millones de dólares (279 mil millones de pesos), aunque no se descartan descuentos de lanzamiento.

El directivo de Energia avanzó que ya han encontrado un inversor privado para el proyecto, aunque será necesario obtener préstamos, ya sea de inversores o de posibles turistas. "No necesitamos ninguna inversión del gobierno. Hemos preparado un plan de negocios, vamos a alcanzar el punto de equilibrio en aproximadamente 7,5 años", declaró, con una previsión de 5 o 6 clientes al año. El viaje se realizará en lanzadores y naves tipo Soyuz.

En el caso de que la Estación Espacial Internacional se clausure en 2024 e interfiera con el plan de negocio, Solnstev avanzó que los nuevos módulos rusos no serán desorbitados, y que el objetivo es desatracarlos para que el segmento permanezca en órbita como un vehículo independiente, con la construcción de un nuevo módulo de potencia.

Entradas populares

Kambó