Los cinco fabricantes de vehículos de Corea del Sur han dicho que sus ventas combinadas han subido un 0,4 por ciento el último mes en comparación con el año anterior, debido a los nuevos modelos y el efecto de base.





Los cinco fabricantes de vehículos de Corea del Sur han dicho que sus ventas combinadas han subido un 0,4 por ciento el último mes en comparación con el año anterior, debido a los nuevos modelos y el efecto de base.

Hyundai Motor Co., Kia Motors Corp., GM Korea Co., Renault Samsung Motors Corp. y SsangYong Motor Co. vendieron en combinación 613.796 vehículos en enero, más que las 611.364 unidades vendidas en 2017, según los datos de ventas de las compañías.

Sus ventas locales aumentaron un 5,9 por ciento, a 112.452 vehículos, el mes pasado, en comparación con las 106.210 unidades de hace un año. Los números mostraron que las ventas en el extranjero cayeron un 0,8 por ciento, a 501.344 unidades, con respecto a los 505.154 vehículos vendidos durante el mismo período del año pasado.

Las ventas en el extranjero se vieron afectadas, todavía, por la desaceleración del crecimiento de la demanda, en particular en China y Estados Unidos. Las ventas locales mejoraron debido a los nuevos modelos de vehículos y el mayor número de días laborales del último mes en comparación con 2017, cuando las vacaciones del Año Nuevo Lunar cayeron a finales de enero, dijeron las compañías.

Las ventas locales en general se vieron ayudadas por la sólida demanda de vehículos nuevos, como el vehículo utilitario deportivo (SUV, según sus siglas en inglés) subcompacto Kona, de Hyundai, así como el vehículo SUV subcompacto Stonic y el sedán Stinger, ambos de Kia.

Hyundai Motor vendió un total de 334.217 vehículos el mes pasado, un 1,4 por ciento menos desde las 338.948 unidades del año anterior. Pero la ventas generales de Kia Motors ganaron un 5,2 por ciento hasta las 205.126 unidades desde las 194.898 unidades durante el mismo período.

Los dos fabricantes de coches esperan que la propagación del proteccionismo en EE. UU. y otros mercados importantes, y la baja tendencia del crecimiento económico mundial continúen siendo grandes preocupaciones para ellos este año.

Para reactivar las ventas en EE. UU., Hyundai planea lanzar el Kona en marzo y el nuevo SUV Santa Fe en el mercado automotriz más importante del mundo este verano. Kia planea lanzar el Stonic en el mercado de EE. UU., donde el sedán deportivo Stinger ya está disponible.

Los ejecutivos de Hyundai dijeron que el SUV mediano Santa Fe determinará los resultados de las ventas de la compañía de este año.

Hyundai y Kia, que juntos forman el quinto mayor fabricante de coches del mundo, esperan alcanzar su objetivo de ventas combinadas de 7,55 millones de vehículos para 2018.

El año pasado el total de las ventas combinadas fue de 7,25 millones de unidades, perdiendo su objetivo anual de 8,25 millones.

GM Korea registró una caída del 9,5 por ciento interanual en las ventas de enero, a 42.401 unidades, debido a un fuerte descenso en las ventas locales. Renault Samsung registró un aumento del 7,9 por ciento interanual el mes pasado, a 21.847 unidades, debido a las grandes exportaciones. Las ventas de SsangYong Motor descendieron un 2,1 por ciento interanual, a 10.205 unidades, debido a la caída de las exportaciones.

Entradas populares

Kambó