Sólo los mineros más duros y eficientes sobrevivirán a la debacle del bitcoin

Algunos mineros podrían aguantar hasta que caiga a los 3.000 dólares
Sólo sobrevivirán los mineros con electricidad más barata

Foto: Dreamstime.

El precio del bitcoin se ha desplomado alrededor de un 60% desde máximos anuales marcados en enero. Ahora, el precio de esta criptodivisa se mueve entre los 6.000 y los 7.000 dólares, con la extrema volatilidad que ha caracterizado a este mercado en los últimos meses. Esta debacle de los precios podría comenzar a expulsar a los 'mineros' menos eficientes y que incurren en mayores gastos de electricidad, puesto que no les saldría rentable 'minar' un bitcoin a precios actuales. Al igual que pasa con las materias primas, como el petróleo, el precio del bitcoin podría caer hasta niveles del coste marginal de producir un bitcoin más. Por otro lado, el estallido de la burbuja acabará con muchas criptodivisas que terminarán valiendo cero, lo que transformará el mercado.

Los mineros de bitcoin se enfrentan a la hora de la verdad ahora que el desplome de la criptomoneda está reduciendo los márgenes de beneficio de cada unidad extraída del sistema, según cálculos Bloomberg New Energy Finance.

Sólo los mineros con acceso a electricidad "muy barata" (de alrededor de 6 centavos de dólar por kilovatio hora o menos) pueden seguir rentabilizando la minería después de que el bitcoin haya caído hasta zona de 6.000-7.000 dólares, explica Sophie Lu, analista de Bloomberg New Energy Finance en Pekín. Si el Bitcoin se mantiene en estos precios durante más de un par de semanas, los mineros que incurren en elevados costes operativos abandonarán el mercado.



"Definitivamente hay algunos mineros que ya están sin dinero", explica Lu. Los cálculos señalan que los mineros más eficientes podrían soportar una caída del precio del bitcoin muy superior a la actual, podrían seguir operando hasta el la criptodivisa toque los 3.000 dólares.

El fuerte rebote del bitcoin, que llegó casi a tocar los 20.000 dólares el año pasado, impulsó a hordas de nuevos mineros a entrar en el sector: todos, desde individuos con una sola máquina conectada a la pared de su dormitorio a empresas con granjas de servidores gigantes (mining pools) que reciben energía directa de presas hidroeléctricas. Con los precios en la estratosfera, las recompensas denominadas en bitcoin han cubierto con creces el coste de la electricidad y la potencia de los oredenadores.

Pero la economía es mucho menos convincente ahora que los precios han caído y la dificultad de minar bitcoins ha aumentado (a medida que se van minando más bitcoins se complican las operaciones para extraer uno más).

"Si usted compra equipos de minería ahora, ya no es rentable", señala Zhou Shuoji, socio fundador de FBG Capital, una compañía de inversiones en criptomonedas con sede en Singapur.

En teoría, el bitcoin debería encontrar apoyo a medida que su precio se acerca al coste de extraer una nueva moneda, es decir, a medida que se aproxime a su coste margina, asegura Zhou.

Pero el valor de la criptomoneda también se mueve en función de su demanda, y en este momento esta parece un tanto inestable ante las preocupaciones sobre las regulaciones que se están aplicando y promoviendo en medio mundo.

Entradas populares

Kambó