Una tumba hallada a principios del siglo XX incluye los restos de un hombre, una mujer y dos perros. Una de las primeras evidencias de la domesticación de los caninos.


El afecto entre humanos y perros se remonta a hace 14.000 años

EUROPA PRESS


El vínculo emocional de los seres humanos con los perros se remonta, al menos, a hace 14.000 años, mucho antes de lo pensado, según el examen de un tumba hallada a principios del siglo XX.

En la tumba apareció un perro que había estado enfermo durante mucho tiempo y había sido atendido, según la evidencia encontrada por el científico de la Universidad de Leide Luc Janssens, publicada en el Journal of Archaeological Science.

La tumba misma, que incluye los restos de un hombre, una mujer y dos perros, fue descubierta por casualidad en 1914 por un grupo de trabajadores no lejos de Bonn (Alemania).

Nuevas investigaciones muestran que los restos datan de la era Paleolítica, por lo que tienen 14.000 años de antigüedad. Esta es la tumba más antigua conocida donde humanos y perros fueron enterrados juntos, y es una de las primeras evidencias de la domesticación de perros. Ahora parece que no solo los perros fueron domesticados, sino que probablemente también fueron cuidados intensamente.

El perro más joven en la tumba debía tener 27 o 28 semanas cuando murió. Janssens examinó los restos de los dientes del animal. En base a sus hallazgos, llegó a la conclusión de que el perro probablemente padecía una infección grave del virus morbilli (también conocido como moquillo canino). No es posible hacer un diagnóstico definitivo porque el material genético del virus ha perecido. El daño característico de los dientes del perro lleva a Janssens a creer que el animal contrajo la enfermedad cuando era cachorro (alrededor de 3 a 4 meses). Después de esto, el perro pudo haber tenido dos o posiblemente incluso tres períodos de enfermedad grave, que duraron de 5 a 6 semanas.

"Sin la atención adecuada, un perro con un caso grave de moquillo morirá en menos de tres semanas", explica Janssens. Este perro claramente estaba gravemente enfermo, pero sobrevivió ocho semanas más, lo que solo sería posible si hubiera estado bien cuidado. "Eso significaría mantenerlo caliente y limpio y darle comida y agua, aunque, mientras estaba enfermo, el perro no habría tenido ningún uso práctico como animal de trabajo. Esto, junto con el hecho de que los perros fueron enterrados" con personas que podemos suponer que eran sus dueños, sugiere que hubo una relación única de cuidado entre humanos y perros hace 14.000 años ".

Entradas populares

Kambó