Japón lanza el primer bus turístico con botón de emergencia

Cuando se aprieta el botón, suena un timbre y unas luces rojas parpadean dentro del autobús. En el exterior, se encienden las luces intermitentes y se activan unos sonidos de emergencia para avisar a los conductores de los otros vehículos.



¿Qué ocurre si el chofer de un autobús de pronto se desploma y el vehículo queda a la deriva? Un pasajero podría tomar el volante y detener el autobús, pero para entonces podría ser muy tarde.
Por ello, el fabricante japonés Hino Motors pondrá en circulación un autobús turístico con botones que los pasajeros podrán presionar para detener el vehículo si por alguna razón u otra el chofer no puede seguir conduciendo.
Este autobús turístico será el primero de su tipo en el mundo, reveló Asahi Shimbun.
Los botones de emergencia están situados en el techo por encima de los asientos de pasajeros. También hay uno al lado del timón para que el mismo chofer o el guía de turismo lo puedan utilizar.
Tras presionar el botón, el autobús reduce su velocidad y se detiene.
Una exhibición realizada en la ciudad de Hamura, Tokio, mostró cómo un autobús que circulaba a 80 kilómetros por hora se detuvo por completo unos 10 segundos después de que el botón fue presionado.
Cuando se aprieta el botón, suena un timbre y unas luces rojas parpadean dentro del autobús. En el exterior, se encienden las luces intermitentes y se activan unos sonidos de emergencia para avisar a los conductores de los otros vehículos.
Además, si un obstáculo aparece delante del vehículo, se activa el frenado automático.
El vicepresidente de Hino, Shin Endo, recordó que su empresa implantó en sus vehículos la función de frenado de emergencia, el primer paso para prevenir los accidentes de tráfico. Más adelante, el fabricante nipón prevé añadir otras funciones de seguridad, como cámaras para supervisar las condiciones de salud del chofer y un control automático de los neumáticos para que el vehículo no se salga del carril.
Los problemas de salud de los conductores, como los infartos, causan de 200 a 300 accidentes anuales en Japón.
Los accidentes que involucran a autobuses turísticos con frecuencia provocan un gran número de víctimas.

Entradas populares