Lo que importa es el estilo.

Ser anciano no significa ser decrépito. Bienvenidos los años y sus experiencias. Tampoco significa "un pie en la tumba".

Evidentemente, los "ancianitos" de las fotografías ilustrativas de este artículo, que ya se "comieron" el promedio mundial de vida humana, no están pugnando por entregarle "el alma al creador" y menos, angustiados por la llegada de la vejez.

Al observar las imágenes cualquiera afirmaría que están en la mitad de su vida y que todavía "es mucha la guerra que darán a futuro", posiblemente muy lejano.  Nadie se imaginaría  un personaje de estos en un "asilo para la tercera edad", o convertido en una carga para la familia. Me atrevería a afirmar que a usted amigo lector no le nacería cederle el puesto en un transporte público, ni le tendería la mano para ayudarlo a bajar un escalón.

Posiblemente siguen siendo el eje sobre el que gira la economía familiar y además el orgullo de los miembros más jóvenes de ella. Daría verguenza pedirle, a alguno de los ancianitos "que se retire" o que se invisibilize, para darle campo a "la juventud"  que presiona dentro de la competencia generacional.

Destacaría cualquiera  en una fiesta o un lugar público de diversión, y serían, con certeza,  blanco de las miradas de chicas, que pueden ser sus nietas. Pero este "regalo de vida" no es gratuito,  se origina en la juventud. Toda una vida alejada de los excesos, requisito fundamental para llegar a estas "edades avanzadas" sin los achaques propios de esa condición.

Musculatura intacta  y nada de "barriga", es lo más notorio , producto de una actividad diaria de gimnasio. Por lo tanto, libres de diabetes, afección de la próstata y accidentes indeseados originados desde el envejecimiento del cuerpo. Ante estas condiciones  se produciría  la consecuencia fundamental: un cerebro intacto capaz de iniciar nuevos planes y llevar a cabo tareas complejas.

Sin duda este es el verdadero "ejemplar" de mediados del siglo XXI.


Luis Tejada Yepes 71 años. Medellín Colombia.































Entradas populares