Los científicos identificaron un tipo de célula desconocida que posiblemente juega papel central en trastornos como la fibrosis quística.


Descubren una nueva célula pulmonar hasta ahora desconocida


Imagen ilustrativa
Pixabay / kalhh
Síguenos en Facebook



Dos grupos de investigadores del Broad Institute del MIT y del Hospital General de Massachusetts (EE.UU.) han identificado de forma independiente un nuevo y raro tipo de célula pulmonar involucrada en el surgimiento de la fibrosis quística, una patología degenerativa que afecta principalmente a los pulmones y al sistema digestivo, informa Science Alert.

Estas células, que constituyen solo el 1 % del total de células del pulmón, representan una gran cantidad de la proteína responsable de la fibrosis quística, lo que podría ayudar a los investigadores a desarrollar en el futuro nuevos tratamientos para este trastorno genético y otras dolencias de las vías respiratorias.

La fibrosis quística es una alteración genética de las proteínas que produce secreciones, como la mucosidad y el sudor, dando lugar a un espesamiento y una disminución del contenido de agua, sodio y potasio en el organismo, lo que origina obstrucciones de los canales que transportan esas secreciones y un estancamiento que produce infecciones e inflamaciones que dañan al pulmón, hígado, páncreas y sistema reproductor, principalmente. A día de hoy, esta patología no tiene cura.

"La fibrosis quística es una enfermedad increíblemente bien estudiada, y todavía estamos descubriendo una biología completamente nueva que puede alterar la forma en que la abordamos", explicó Jayaraj Rajagopal, el autor principal de uno de los estudios y médico del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

"Ahora tenemos un marco para una nueva narración celular de esta enfermedad pulmonar", señaló.

Los dos equipos de investigadores comenzaron tratando de construir un atlas de las células que componen la vía respiratoria. Uno de los nuevos elementos en ese 'mapeado' más preciso resultaron ser los llamados ionocitos pulmonares, antes desconocidos por los médicos, que parecen jugar un papel central en el desarrollo de la fibrosis quística.

Según el artículo, el hallazgo supone un gran paso para generar terapias genéticas para el tratamiento no solo de la fibrosis, sino de otras enfermedades de las vías respiratorias como el asma, la EPOC o la bronquitis.

Entradas populares