El territorio continental británico se formó a partir de la colisión de no dos, sino tres antiguas masas continentales de tierra

Armórica también estuvo involucrada en la creación de Inglaterra, según el nuevo estudio - Universidad de Plymouth

Geólogos desvelan una antigua conexión terrestre entre Inglaterra y Francia
El territorio continental británico se formó a partir de la colisión de no dos, sino tres antiguas masas continentales de tierra, según una nueva investigación

Durante siglos, los científicos han creído que Inglaterra, Gales y Escocia fueron creados por la fusión de dos masas terrestres, Avalonia y Laurentia, hace más de 400 millones de años. Sin embargo, geólogos de la Universidad de Plymouth creen ahora que una tercera masa de tierra también estuvo involucrada en el proceso. Se trata de Armórica, el antiguo nombre para una región costera del noroeste francés que forma parte de la cultura popular por ser el lugar donde transcurren las aventuras de Astérix el Galo.

Los hallazgos, publicados en la revista «Nature Communications», se sustentan en las propiedades de ciertas rocas expuestas en Devon y Cornualles, en el sur occidental de Inglaterra. Según los autores, existe una clara frontera que atraviesa los dos condados, con áreas al norte que comparten sus raíces geológicas con el resto de Inglaterra y Gales, pero todo lo que está al sur está geológicamente vinculado a Francia y la Europa continental.

Entre otras cosas, los científicos creen que la investigación explica la abundancia de estaño y tungsteno en el extremo suroeste de Inglaterra, metales que también se encuentran en Bretaña y en otras áreas de Europa continental, pero que no son tan evidentes en el resto del Reino Unido.

Este gráfico muestra cómo las antiguas masas de tierra de Laurentia, Avalonia y Armórica habrían chocado para crear los países de Inglaterra, Escocia y Gales- U.P.

«Esta es una forma completamente nueva de pensar sobre cómo se formó Gran Bretaña. Siempre se ha supuesto que el límite de Avalonia y Armórica estaba por debajo de lo que parecería ser el límite natural del Canal de la Mancha, pero nuestros hallazgos sugieren que, aunque no hay una línea física en la superficie, existe un claro límite geológico que separa Cornualles y el sur de Devon del resto del Reino Unido», explica el autor principal de la investigación, el profesor de Petrología Ígnea Arjan Dijkstra.

Para la investigación, el equipo de Dijkstra visitó 22 sitios en Devon y Cornualles que quedaron expuestos después de fuertes eventos geológicos, como unas erupciones volcánicas subterráneas. Ocurrieron hace unos 300 millones de años y trajeron magma desde profundidades de 100 km hasta la superficie de la Tierra.

Riqueza mineral

Los investigadores tomaron muestras de rocas de cada sitio, sometiéndolas a análisis químicos detallados en el laboratorio utilizando la espectrometría de fluorescencia de rayos X (XRF). Las muestras también se disolvieron en ácido para realizar un análisis isotópico más intensivo, y los científicos examinaron los niveles de dos elementos (estroncio y neodimio) para comprender la historia completa de las rocas.
Después, estos hallazgos se compararon con estudios previos en otras partes del Reino Unido y Europa continental, con los resultados que muestran el límite claro que va desde el río costero Exe en el este hasta Camelford en el oeste.
«Siempre supimos que alrededor de 10.000 años atrás habríamos podido caminar desde Inglaterra a Francia», señala Dijkstra. «Pero nuestros hallazgos muestran que millones de años antes de eso, los lazos entre los dos países habrían sido aún más fuertes. Explica la inmensa riqueza mineral del suroeste de Inglaterra, que anteriormente había sido un misterio, y proporciona una nueva visión fascinante en la historia geológica del Reino Unido», agrega el investigador.

Entradas populares