Un cambio climático, con un descenso de las temperaturas, pudo jugar un papel trascendental en el éxodo vikingo

Recreación de desembarco vikingo - Archivo

¿Por qué los poblados vikingos de Groenlandia desaparecieron sin dejar huella en el siglo XV?

Hacia el año 985, Erik Thorvaldsson(950-1003), más conocido como Erik el Rojo, un fugitivo proscrito de Islandia por el asesinato de varias personas, navegó hacia el oeste y descubrió una enorme isla a la que bautizó como Groenlandia. Hasta ese momento, los vikingos se habían limitado a la navegación de cabotaje, sin perder de vista la costa.
Del período cálido medieval…

La elección del nombre no fue accidental, ya que en danés «Groenlandia» significa «tierra verde», un artificio publicitario con el que trataba de atraer a posibles colonos. Lo cierto es que el reclamo provocó el efecto deseado y hasta allí llegaron unos 4.000 pobladores, que se acabaron afincando y creando una floreciente industria artesana relacionada con el marfil de la morsa.

A partir de los largos colmillos de estos animales –de hasta cincuenta centímetros- los vikingos fabricaron joyas y otros objetos de lujo con los que mercadearon con los puertos europeos de aquellas latitudes. De hecho, ha llegado hasta nuestros días un registro noruego del año 802 en el que se menciona que un cargamento de colmillos groenlandeses fue vendido en el puerto de Bergen (Noruega) por el equivalente a 780 vacas.
Los paleoclimatólogos, a través de reconstrucciones regionales del clima, han determinado la existencia de un período extremadamente caluroso entre los años 800 y 1.300 d.C, durante la Edad Media europea, al que han bautizado como período cálido medieval. Este periodo climático se correlaciona con la llegada de los primeros vikingos a Groenlandia.
… A la pequeña edad de hielo

Sin embargo, todo cambió en el siglo XV. Entre los años 1360 y 1460 los asentamientos vikingos desaparecieron de forma masiva y sus colonias se redujeron a ruinas, curiosamente en un momento en el que empezaba la era de los grandes descubrimientos geográficos. La última referencia escrita relacionada con un asentamiento en Groenlandia se remonta a comienzos del siglo XVI.

Por su parte, el análisis de los sedimentos de lagos en el oeste de Groenlandia y los cortes de hielo recogidos a varios metros de profundidad, ha permitido saber que en el siglo XII la temperatura disminuyó drásticamente. Fue el inicio de la llamada Pequeña Edad de Hielo.

Se calcula que las temperaturas medias durante ese periodo descendieron cuatro grados en ochenta años. Un descenso que equivaldría, en este momento, a igualar la temperatura de Edimburgo (Islandia) con la de la capital islandesa.

La bajada térmica en la zona del Atlántico Norte supuso el retorno de la banquisa a esas latitudes, dificultando enormemente sus viajes comerciales, imprescindibles para hacer llegar a las colonias los productos de primera necesidad. Ante este clima gélido y hostil los vikingos se abrían desplazado hacia el sur buscando zonas más cálidas.

Otros investigadores han apuntado que el origen del abandono de las colonias pudo deberse a tensiones económicas, sobreexplotación humana, estrés demográfico, conflictos con los inuit o la búsqueda de mejores tierras para la caza. También es posible que la apertura de nuevas rutas comerciales que llevaba marfil africano hacia Europa jugase un cierto papel en la migración vikinga.
Pedro Gargantilla

Entradas populares