Después de tres ensayos para habilitar el acceso a internet a través de los teléfonos móviles, el régimen de Cuba anunció que el servicio estará este jueves disponible en toda la isla.

Ciudadanos navegan por internet en uno de los puntos con acceso en La Habana, en una imagen de 2016 - Manuel Trillo

Un internet censurado, deficiente y con precios prohibitivos llega a los móviles de Cuba
Los ciudadanos de a pie temen que, en la práctica, el nuevo servicio sea un fiasco

Después de tres ensayos para habilitar el acceso a internet a través de los teléfonos móviles, el régimen de Cuba ha anunciado que el servicio estará este jueves disponible en toda la isla. Los experimentos realizados durante agosto y de septiembre fueron catalogados por la población cubana como un «verdadero fracaso», y dejaría en evidencia la insuficiente estructura tecnológica para sostener un proyecto pretencioso dentro de un país con una economía colapsada. Habaneros encuestados desconfían de que el servicio pueda funcionar.

Entre las afectaciones e interrupciones que señalaron durante los experimentos estuvieron la cobertura de la telefonía, el correo Nauta, y el propio servicio de datos móviles, que actualmente sigue experimentando interrupciones esporádicas. Al finalizar la última prueba, entre el 8 y el 10 de septiembre pasados, solo el 2% de los encuestados indicaron que habrían podido acceder a la red sin problemas. «Las afectaciones para acceder a los datos móviles continúa, cómo es posible que pueda funcionar el internet a través de ello», inquirió Dalia Rosa Pérez mientras intentaba conectarse a la red en el parque wifi en Sitios y Ángeles, en Centro Habana.

Aviso de incidencias

Según la presidenta ejecutiva del monopolio de las comunicaciones Etecsa, Mayra Arevich, cuatro paquetes para navegar a través de datos móviles serán comercializados a partir de este 6 de diciembre, y solo estará disponible para dispositivos con tecnología 3G y que operen bajo la frecuencia de 900MHz.

Los precios de los paquetes que Etecsa pondrá a disposición de los usuarios para la navegación por internet son prohibitivos en un país donde el salario promedio no sobrepasa el equivalente a 30 euros mensuales.

Adalberto Martínez, administrador de un restaurante privado en las inmediaciones de la Habana Vieja, coincidió en que el régimen «no solo restringe con la censura, sino también con los precios». Por un paquete de 600MB, Etecsa establecerá el precio de 7 cuc. Para los paquetes de 1GB, 2,5GB y 4GB, los precios ascenderán a 10, 20 y 30 cuc respectivamente.
Sitios censurados

Funcionarios de Etecsa admitieron que en los primeros días de servicio podrían experimentarse incidencias en determinadas aéreas o zonas, pero sin especificar cuál la naturaleza de estas afectaciones. En opinión de Tania Castellanos, trabajadora de una entidad bancaria, «el problema no es que tengamos servicio de internet, sino a qué información nos dejarán acceder», en referencia a que todos los sitios web de la prensa independiente, e incluso de periódicos internacionales, permanece restringidos para los cubanos. «Además, el propio sistema de acceso a la red, para brindar el servicio de Wester Union y otros servicios en las sucursales de Banco Metropolitano experimenta interrupciones diarias», añadió Castellanos.

La lentitud del servicio de internet a través de las redes wifi es sumamente lento, y a través de datos móviles podría empeorar, coincidieron otros habaneros. «El acceso a los sitios donde precisamente debes entrar para contratar los paquetes es imposible hacerlo desde datos móviles», advirtió Samuel Rodríguez profesor de Matemáticas. «Aunque la tarifa por consumo será de diez centavos por MB, la lentitud te consumirá todo el crédito en apenas una hora».

Jorge Enrique Rodríguez

Entradas populares