Un tribunal superior japonés desestimó las demandas de las autoridades de Okinawa para bloquear el plan gubernamental para trasladar una base estadounidense dentro de la propia prefectura, pese a la oposición local.





Un tribunal superior japonés desestimó las demandas de las autoridades de Okinawa para bloquear el plan gubernamental para trasladar una base estadounidense dentro de la propia prefectura, pese a la oposición local.
La instancia judicial rechazó la petición de la sureña provincia para detener los trabajos en el sitio escogido para la nueva instalación militar, en línea con la posición adoptada por el Tribunal del distrito de Naha en marzo pasado.
El Gobierno de Okinawa considera ilegal que el ejecutivo central proceda con las labores constructivas para la reubicación de la estación aérea de la Marina de los Estados Unidos hacia una zona menos costera en la bahía de Hekono sin el permiso de la prefectura.
A principios de esta semana, el Ministerio de Defensa anuncio que las tareas de movimiento de tierra para la construcción de la nueva base militar comenzarán el próximo 14 de diciembre.
'Es lamentable que no hayamos llegado a un acuerdo sobre la transferencia de los soldados, pero los trabajos de relleno sanitario se iniciarán en la fecha prevista, aseguró entonces, el titular de Defensa, Takeshi Iwaya, citado por la cadena NHK.
La decisión generó protestas por parte de las autoridades y la población de Okinawa, quienes rechazan el proyecto de mover a los marines de Washington desde el área residencial abarrotada de Ginowan al distrito costero de Henoko, en línea con un acuerdo con Estados Unidos.
A pesar de varias sesiones de diálogos, funcionarios de los gobiernos central y prefectural no logran encontrar puntos en común y ahora mantienen una batalla legal sobre el emplazamiento de la estación aérea.
Localizada a unos dos mil kilómetros al suroeste de Tokio, Okinawa alberga casi tres cuartas partes de las bases militares de Estados Unidos en Japón y quienes apoyan se permanencia en esa localidad dicen que dependen económicamente de la presencia de tropas del Pentágono.
Los habitantes de esa demarcación han rechazado durante años la presencia de militares estadounidenses en su territorio por motivos ambientales, accidentes, entre otras causas.

Entradas populares