Venezuela: Los militares de rango están siendo arrestados, y algunos están siendo torturados por atreverse a ir contra el PSUV.


Forbes: Maduro está eliminando a miembros desleales de su partido y de las Fanb

(foto @PresidencialVen)

¿Felices ahora? La economía está en ruinas. La petrolera principal PDVSA está en el soporte vital chino y ruso. Un día, Venezuela estará en el soporte vital del FMI. Esto será el resultado de lo que más de una década de negligencia criminal, corrupción de alto nivel y socialismo fanático han hecho al país. Cuando eso suceda, Venezuela se venderá al mejor postor.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, prestó juramento para otro mandato de seis años el jueves. Nadie más que los Socialistas Unidos de Venezuela (PSUV) piensa que este tipo ya es legítimo. Nadie más que los PSUV están disminuyendo los partidarios en el país y en los enclaves ideológicos de izquierda en toda América Latina que piensan que el único problema real de Venezuela es el gobierno de los Estados Unidos, y que Maduro no era lo suficientemente marxista. 

Esa es la base de Maduro.

Maduro está eliminando a miembros desleales de su partido y del ejército.

Los militares de rango están siendo arrestados, y algunos están siendo torturados por atreverse a ir contra el PSUV. Human Rights Watch dice que tan reciente como el año pasado, los soldados fueron torturados.

El sábado, el nuevo gobierno de derecha de Jair Bolsonaro, de Brasil, dijo que el líder opositor y jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, es el presidente legítimo. Maduro despojó a la Asamblea Nacional de sus poderes legislativos hace dos años para crear una Asamblea Constituyente, un congreso de PSUV. La Asamblea Nacional es el equivalente de la Cámara de Representantes y Guaidó sería como Nancy Pelosi.

La semana pasada, Guaidó le dijo a una multitud de aproximadamente 1,000 simpatizantes que la Asamblea Nacional tenía que asumir los deberes presidenciales, y pidió apoyo público para respaldarlo. En respuesta, una ministra del gabinete de Maduro, Iris Varela, dijo que Guaido tenía una “celda en la cárcel esperando” por él y que Maduro canalizó a su enemigo jurado Donald Trump y llamó a la oposición un grupo de “niños pequeños”.

El informe de Human Rights Watch publicado el 9 de enero documentó varios incidentes en los que se abusó de soldados por presuntamente haber intentado un golpe de estado. Al PSUV le preocupa que las fuerzas armadas, también compuestas por individuos de bajos ingresos, estén viendo sufrir a sus familias y vecinos y puedan estar perdiendo su afinidad con el Partido. El colapso económico también ha provocado una migración generalizada de México a Argentina.

La Conferencia de Obispos de Venezuela dice que Maduro no es su presidente.

“El reclamo de iniciar un nuevo mandato presidencial el 10 de enero es ilegítimo en su origen y abre las puertas al no reconocimiento de este gobierno”, escribieron los obispos en un comunicado publicado el miércoles, diciendo que no tenía apoyo democrático.

Los obispos escribieron que “en esta crisis política, social y económica actual, la Asamblea Nacional, elegida por el voto libre y democrático del pueblo venezolano, es el único órgano de autoridad pública con la legitimidad para ejercer sus poderes”, informó el Catholic News.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, estuvo de acuerdo.

Almagro dijo que los miembros de la OEA reconocerían a Guaidó como el jefe de estado oficial y democrático.

Maduro tiene dificultades para encontrar apoyo entre las naciones sudamericanas, con la única excepción de Bolivia, donde Evo Morales se postula para un cuarto mandato luego de cambiar las reglas para permitirle hacerlo.

Los dos gobiernos de izquierda más grandes de América del Sur tienen una veta autoritaria no vista en la región desde los años de la Guerra Fría. A diferencia de Venezuela, la economía de Morales está creciendo y la inflación es baja.

Mientras tanto, Venezuela tiene una hiperinflación de seis dígitos y su moneda es inútil. El mercado ha dejado de creer que Maduro está en su última etapa. El hombre tiene 9 vidas.

“La presión contra el presidente Maduro continúa acumulándose, y algunos interpretarían su capacidad de recuperación como permanente después de haber sobrevivido a través de varios intentos de golpe y la peor crisis económica de América Latina”, dice Siobhan Morden, jefe de renta fija para América Latina de Nomura Securities. Nueva York.

La inflación está cambiando del 2% por día al 4% por día. Muchas personas dependen de los documentos del gobierno para llegar a fin de mes.

La actividad económica se ha derrumbado cerca del 40% año tras año, aunque este es el mejor escenario. Probablemente sea peor. El gobierno de Venezuela no es tan transparente como solía ser, por lo que son estimaciones de mercado que utilizan todos los datos económicos disponibles. La producción doméstica de petróleo y gas natural se está reduciendo.

Las protestas han terminado. En cambio, millones de personas han huido a pie a Colombia y Bolivia. La población de Venezuela se está reduciendo. Recientemente, un ex juez superior solicitó asilo en los EEUU ¿Podría haber más este año si Maduro reprime a la oposición y exige lealtad entre los designados políticos?

La prueba real, cuando Maduro entra en otro término, es cuánto dolor pueden soportar los venezolanos.

Se prevé que la economía vuelva a contraerse este año. Han disminuido la producción de petróleo, por lo que PDVSA no puede ser el cajero automático del PSUV.

Algunos dicen que obtendrán el dinero por medios ilegales. Los EE UU han llamado a los miembros principales de los narcotraficantes del PSUV para que las empresas del mercado negro puedan ser una forma de financiación. Probaron la criptomoneda, pero hay poca información sobre cómo la moneda de Petro les ha ayudado. Venezuela ha estado cayendo en el estado de dictadura durante los últimos dos años.

La ceremonia de juramento del jueves ayudó a consolidar la tendencia.

Kenneth Rapoza

Entradas populares