La campaña lunar permitió el desarrollo de todo tipo de inventos y nuevas tecnologías


Made in la Lunapor Gonzalo López Sánchez

«Vinimos hasta aquí para explorar la Luna, y lo más importante es que descubrimos la Tierra», dijo Wiliam Anders, piloto del módulo lunar del Apolo 8, cuando sobrevolaron la Luna en la Navidad del 68. Una de sus cámaras tomó una de las fotografías más importantes del siglo XX, al mostrar una imagen de la Tierra sobre el grisáceo horizonte de la Luna. En efecto, gracias al programa Apolo, la humanidad vio por primera vez un amanecer desde la superficie de otro mundo. Y si lo hizo fue gracias a un importante esfuerzo que se tradujo en un salto considerable en la tecnología de cohetes, la aeronáutica y las ingenierías mecánica, eléctrica y civil. Pero, además de todo eso, la campaña lunar permitió el desarrollo de todo tipo de inventos y nuevas tecnologías. Con los años se hicieron cotidianos, como la imagen de nuestro planeta, pero nacieron en el dominio de las estrellas.





HERRAMIENTAS INALÁMBRICAS

Como parte de los programas Gemini y Apolo la NASA le encargó a la compañía Black & Decker desarrollar las primeras herramientas alimentadas con batería. Para Apolo se desarrolló un taladro portátil para extraer muestras del subsuelo lunar. Esto requirió desarrollar un programa de ordenador con el que optimizar el diseño del motor del taladro y minimizar el consumo de energía. Esta innovación llevó después a un aspirador de mano de nombre Dustbuster. Las herramientas inalámbricas no solo son muy cómodas en los hogares, también fueron muy aprovechadas por cirujanos y fueron claves para construir la Estación Espacial Internacional (ISS) en el espacio.
TRAJES IGNÍFUGOS Y MÁSCARAS

El terrible incendio que en 1967 mató a los tres astronautas del Apolo 1 en la cabina de entrenamiento mostró el extremo peligro que suponía trabajar en atmósferas muy ricas en oxígeno. Por ello, la NASA ordenó a la compañía Monsanto desarrollar un tejido a prueba de incendios tratado químicamente, que recibió el nombre de Durette. Hoy en día, este material o derivados son empleados en las vestimentas de bomberos, militares o deportistas. Además, el programa Apolo estuvo detrás del desarrollo de sistemas de respiración autónomos de bajo peso, incluyendo máscaras, arneses, bastidores y botellas de aire. Estos son empleados por los bomberos y están diseñados para evitar quemaduras en el sistema respiratorio.

ZAPATILLAS DE ALTA TECNOLOGÍAAl Gross, uno de los ingenieros del programa Apolo, usó sus conocimientos para mejorar las zapatillas de atletismo. Sustituyó espumas por materiales plásticos en la parte media de las suelas para incrementar la absorción de impacto y aumentar la estabilidad y el control sobre el movimiento. Estas y otras innovaciones técnicas llevaron al fabricante AVIA a rediseñar calzados para deportes específicos.
TRAJES REFRIGERADOS

La NASA desarrolló un sistema circulatorio para refrigerar con agua a los astronautas durante los lanzamientos de los cohetes. Hoy en día, este sistema es empleado por pilotos de NASCAR, trabajadores con materiales peligrosos, bomberos o personal militar. Además, las personas que sufren esclerosis mútliple o enfermos de displasia ectodérmica hipohidrótica, cuyo organismo carece de la habilidad de refrigerarse, también pueden emplear este ingenio. La tecnología también se usa en almohadillas para sillas de montar para bajar la temperatura de los caballos y en sujetadores especiales empleados para detectar cáncer de mama.

COMIDA LIOFILIZADALa NASA se tomó muy en serio el problema de alimentar a los astronautas en el espacio. Una de las técnicas desarrolladas fue la congelación en seco o liofilización. Los alimentos se cocinan, se congelan rápidamente y se calientan despacio en una cámara de vacío para retirar los cristales de hielo formados durante la con-gelación. Antes del con-sumo, la comida se hidrata para devolverla a su apariencia original. Este método preserva las propiedades y el sabor de la comida al mismo tiempo que se reduce el peso y se incrementa la duración. La empresa Action Products comercializó esta técnica y la centró en aperitivos.


MEJORA DE LAS RESONANCIAS

Durante el programa Apolo la NASA desarrolló programas de análisis de imagen que luego han sido empleados en resonancias magnéticas, TACs, radiografías, microscopía y diversas aplicaciones industriales.

MEJORA DE LA DIÁLISISMarquardt Corporation desarrolló para la NASA un proceso químico para retirar residuos tóxicos de fluidos de diálisis usados. Esto llevó al desarrollo de máquinas de diálisis más eficaces que permiten retirar la urea de la sangre por medio de una solución y que ahorra energía y le da al paciente más libertad durante el tratamiento.
Aislantes y protecciones
En el programa Apolo se empleó un aislante de alumnio y tereftalato de polietileno (PET) para proteger de la radiación tanto los instrumentos de la nave como a los propios tripulantes. Hoy, este material se usa por sus propiedades como aislante en coches, camiones, hogares, envases de comida o mantas térmicas. Además, Avco Corporation desarrolló un escudo térmico diseñado para quemarse y disipar energía durante la reentrada de las naves en la atmósfera. Después, esto llevó al desarrollo de retardantes para pinturas y espumas para aviones, y más tarde a la creación del primer material capaz de expandirse al quedar expuesto al calor, lo que le permite actuar como a islante y disipar parte de la energía. Actualmente, otras innovaciones derivadas de esta tecnología se emplean para recubrir estructuras de acero y aumentar su resistencia a las llamas. Por último, una espuma metálica de poliuretano usada para proteger las naves del programa Apolo ha acabado protegiendo algunos oleoductos. Una fibra de vidrio reforzada con teflón empleada en la misión hoy se usa como aislante en tejados.
Gonzalo López Sánchez

Comentarios

Entradas populares