Los astronautas sí podrían respirar en la Luna cuando vuelvan a descender allí, y para ello solo hace falta extraer el oxígeno del regolito lunar

Tecnólogos británicos han realizado los cálculos necesarios para hacer factible esta conversión de polvo en gas. El responsable de la estrategia lunar de la ESA, James Carpenter, estima que esto "daría a los colonos lunares el acceso al oxígeno para combustible y soporte vital".

Tecnología 'de polvo en polvo'
Beth Lomax / Universidad de Glasgow
Síguenos en Facebook

Los astronautas sí podrán respirar en la Luna cuando vuelvan a descender allí, y para ello solo hace falta extraer el oxígeno del regolito lunar, sugiere un estudio publicado recientemente en la revista Planetary and Space Science. Un grupo de químicos y tecnólogos británicos ha realizado los cálculos necesarios para hacer factible esta conversión de polvo en gas, en un proceso del que se obtiene simultáneamente una aleación metálica útil.

Gracias a las muestras traídas a la Tierra por las misiones lunares del siglo XX, tanto estadounidenses como soviéticas, se sabe que el oxígeno abunda en el suelo lunar. Entre el 40 y el 45% de la masa del regolito es oxígeno, algo que lo convierte en el componente más abundante en peso.

El equipo realizó una prueba de desoxidación electrolítica de un material simulador de ese regolito y ha ofrecido "el primer estudio en profundidad" de cómo se reduce. El análisis del polvo metálico resultante demostró que el 96% del oxígeno total se extrajo con éxito, aunque solo la tercera parte se detectó en el gas residual, mientras que el resto se perdió por la corrosión del recipiente.
Electrólisis y su alternativa más caliente
¿Nueva carrera espacial? Europa planea extraer recursos de la Luna antes de 2025

Se trata de un "procesamiento directo de polvo en polvo", explicó la química Bethany Lomax de la Universidad de Glasgow en Escocia, la autora principal del estudio, cuyo comentario recogió este miércoles la Agencia Espacial Europea (ESA). Mientras tanto, los métodos alternativos tendrían unos rendimientos significativamente más bajos o requerirían que el regolito se derrita a temperaturas extremas, de más de 1.600 ºC.

En el experimento británico, la mezcla del regolito con cloruro de calcio (el electrolito) se calentó a aproximadamente 950 ºC, una temperatura que no funde el material. Luego se aplicó una corriente eléctrica durante 50 horas. El 75% del oxígeno se desprendió en las primeras 15 horas de la prueba.
De costoso a sostenible

La investigadora admite que la reacción convierte este oxígeno en "un recurso extremadamente costoso", pero genera también metales, óxidos de metales y vidrio (proveniente del silicio presente en los compuestos). Esta ventaja de extracción simultánea podría proporcionar la sostenibilidad necesaria al proceso.

El responsable de la estrategia lunar de la ESA, James Carpenter, quien no participó en el estudio, estima que la tecnología "daría a los colonos lunares tanto el acceso al oxígeno para combustible y soporte vital como a una amplia gama de aleaciones metálicas para la fabricación in situ".

Los metales predominantes en las aleaciones son el calcio, hierro y aluminio en distintas proporciones y a veces con pequeñas cantidades de otros metales mezclados. Este descubrimiento significa que el método propuesto podría tener sentido incluso si resulta posible extraer oxígeno de las reservas de hielo que esperan encontrar en la Luna.

Comentarios

Entradas populares