Los grandes casas automovilísticas de lujo quieren algo más que potencia, diseño y motores ecológicos. El nuevo frente es volar, construir híbridos entre coches y helicópteros que liberen de los atascos de las grandes urbes a los millonarios

El nuevo coche volador de Porsche
Será 100% eléctrico y con despegue verticalPorsche se alía con Boeing para crear su primer coche volador - ©Porsche

Los grandes casas automovilísticas de lujo quieren algo más que potencia, diseño y motores ecológicos. El nuevo frente es volar, construir híbridos entre coches y helicópteros que liberen de los atascos de las grandes urbes a los millonarios. Porsche acaba de aliarse con Boeing para construir un coche de lujo que, además de representar los valores de la marca, arranque en despegue vertical.

“Porsche quiere ampliar su alcance como fabricante de vehículos deportivos y convertirse en una marca líder en movilidad premium. A largo plazo, esto podría significar el paso hacia una tercera dimensión del viaje”, asegura Detlev Von Platen, responsable de ventas y marketing de la marca. "La movilidad urbana por el aire"-asegura-“un segmento clave del mercado en el futuro”. Por eso ambas compañías han creado un equipo internacional específico.
Porsche, siempre vanguardiaAunará lujo, diseño y conciencia ecológica - ©Porsche

Aurora Flight Sciences, filial de Boeing, enfoca sus líneas de investigación, por un lado, hacia el desarrollo de un propulsor 100% eléctrico para el vehílulo, otra de sus prioridades es coconseguir el despegue vertical de la aeronave para darle versatilidad y la falicidad de estacionar fácilmente en las estaciones preparadas.

Un estudio de Porsche Consulting, realizado en 2018, prevé que este tipo de desplazamientos crecerán a partir de 2025 con la introducción de nuevos vehículos que transportarán a pasajeros de forma más rápida y eficiente que los actuales medios terrestres, a un coste más bajo y con mayor flexibilidad.

"Aquí radica el futuro del transporte dentro de los próximos 10 a 15 años. No dudamos que la aviación urbana está más cerca de la realidad de lo que cabría esperar. Los vehículos voladores utilizarán el espacio aéreo para aliviar la congestión del transporte y el tráfico a nivel del suelo y así hacer los viajes diarios serán más rápidos, mientras contribuyen a tener aire más limpio en todo el mundo. Estos vehículos se parecen a un helicóptero, pero son mucho más silenciosos, son eléctricos y ecológicos", afirma Kodsi.
Estacionamiento de coches voladoresVista del proyecto en la azotea del edificio Paramount Miami World Center - © TBP

Llegará el momento en que los residentes los rascacielos más lujosos del mundo podrán tomar un ascensor de cristal para subir hasta la azotea privada, donde los podrá recoger o dejar un avión solicitado previamente.

Un claro ejemplo de la seriedad con la que Miami se toma este proyecto de movilidad es que la nueva casa de David y Victoria Beckham en el edificio One Thousand Museum, de reciente construcción, reserva parte de su azotea a un helipuerto.

El constructor del rascacielos Paramount Miami Worldcenter, Dan Kodsi, ha puesto hace un año la primera piedra para el futuro de la aviación urbana. Modificó una torre de 60 pisos para incorporar en su azotea un Skyport de 464,5 m2. El primer aparcamiento de coches voladores del mundo.

Las grandes capitales europeas cogieron el testigo de Dan Kodsi y trabajan planos e infraestructuras apropiadas para que no solo los futuros propietarios de coches voladores, sino también los usuarios de VTC y taxis premium puedan desplazarse en coches voladores solicitándolo desde su smartphone.
Daimler y Rolls-Royce trabajan sus prototiposProyecto de Rolls-Royce Evtol, primer coche volador - © Rolls-Royce


Our hybrid electric vertical take-off and landing (EVTOL) program will revolutionize the way we travel and the way we build cities in this fast-changing world. Find out more about our role in the future of electrification https://t.co/SpltqJG5cwpic.twitter.com/irMxI08lbc— Rolls-Royce (@RollsRoyce) 18 de julio de 2018

Este anuncio ha llegado apenas unas semanas después de que el Volocopter, el taxi volador desarrollado por la empresa alemana homónima, hiciera su primera demostración de vuelo en Stuttgart (Alemania). El trayecto duro unos pocos minutos y se realizó sin pasajeros. El proyecto para desarrollar el Volocopter se inició en 2011 y desde 2017 el consorcio automovilístico Daimler (al que pertenece Mercedes-Benz) se sumó como inversor. Recientemente, el fabricante de automóviles chino Geely también se sumó al proyecto con el propósito de lograr que los taxis voladores salgan al mercado en China.

Rolls-Royce, por otro lado, presentó en el Salón Aeronáutico celebrado en Farnbough (Inglaterra) en 2018 el Rolls-Royce EVTOL, su primer vehículo volador. El modelo más innovador de la marca inglesa es, de momento, un concept car, pero promete ceñirse en la década de 2020 a la industria del transporte, tanto a la vertiente pública como a la privada.

Según la documentación presentada en el evento, el coche se elevará gracias a un sistema híbrido con seis motores de propulsión/elevación con los que conseguirá una velocidad de 400 km / h y una autonomía de 800 km. En su interior viajarán cómodamente 5 pasajeros y promete marcar un antes y un después con el desarrollo de su sistema de despegue y aterrizaje en vertical: «las alas girarán 90 grados.

Una vez la nave alcance la altura de crucero, las hélices del vehículo se plegarían y la nave dependerá de varias hélices traseras». Por otro lado, según la compañía, sus motores eléctricos están diseñados para garantizar un perfil de bajo ruido.

En una entrevista con AFP el asesor de Rolls-Royce David Stewart, indicó que este tipo de vehículo conseguirá, a largo plazo, una menor dependencia de los combustibles fósiles: «Es el inicio de un camino en el que la energía eléctrica terminará reemplazando al queroseno».
Uber AIR y taxis voladoresUber anunción que aumentará su flota a partir de 2010 - © Uber Air

Uber Elevate anunció que comenzaría a probar sus taxis aéreos urbanos en Dallas-Fort Worth, Los Ángeles y Dubai en 2020, ha surgido una carrera tecnológica galáctica entre los fabricantes de aviones y los fabricantes de automóviles tanto nacionales como internacionales para desarrollar “vehículos voladores”. Compañías alemanas como Volocopter y Lillium, Airbus's Vahana; chinas como Ehang 184 y Terrafugia, Google's Kitty Hawk Flyer y Workhorse Surefly están trabajando en ello.

Uber anunció que en 2020 aumentará su flota de vehículos de transporte concertado (VTC). Impulsará su experiencia al summum del lujo y la vanguardia tecnológica con una modalidad de automóvil sin precedente: coches eléctricos voladores.

El servicio se llamará UberAIR.Los responsables de proyecto están estableciendo ya las redes necesarias para instalar los helipuertos y plataformas que estos vehículos necesitan para funcionar en las principales ciudades. Las primeras pruebas se desarrollarán en la cuidad de Los Ángeles y, tanto la investigación sobre las nuevas piezas como el diseño de éstas se debate a diario en las sedes de la multinacional.

El futuro ya está aquí y la burocracia empieza a cubrir algunos de los frentes más previsibles: como la regulación del espacio aéreo. Uber y la NASA han anunciado ya que en su próxima reunión se centrará en la Gestión del Espacio Aéreo no Tripulado y en los Sistemas Aéreos no Tripulados (UAS) para «facilitar operaciones seguras y eficientes».

Comentarios

Entradas populares