«Debemos aceptar que en el sistema solar hay incontables planetas»


Alan Stern, de la NASA

El investigador principal de la misión «New Horizons», que exploró Plutón hace casi cinco años, rechaza la definición de planeta de la Unión Astronómica Internacional (IAU). También habla sobre el futuro de la misión y la exploración espacial

El 15 de julio de 2015 una nave espacial del tamaño de un piano de cola pasó como una bala por las cercanías de Plutón. Después de un viaje de nueve años y medio los instrumentos de la «New Horizons» convirtieron a este mundo, hasta ese momento apenas un borrón grisáceo en los libros de texto, en las delicias de lo curiosos y los científicos planetarios. La nave mostró que Plutón tiene montañas, valles, criovolcanes, glaciares y una atmósfera azulada de nitrógeno, el mismo elemento que domina en la terrestre. Pero sin duda lo más interesante es que se descubrió que este mundo está «vivo», es decir, activo geológicamente, y que incluso es posible que albergue un océano de agua líquida bajo la superficie. Aquel vistazo, a una distancia de casi 4.800 millones de kilómetros de

la Tierra, completó la primera exploración de todos los planetas clásicos del sistema solar y se adentró por primera vez en el cinturón de Kuiper, un gran anillo de pequeños planetas y cuerpos situado en las afueras. Desde entonces, la nave ha estudiado decenas de objetos de esta región, incluyendo el sobrevuelo de Arrokoth, en 2019.

Alan Stern (Nueva Orleans, Luisiana, 1957) es el investigador principal de «New Horizons», trabaja en otros cinco proyectos de exploración espacial, incluyendo las misiones «Europa Clipper» (a Europa, la luna de Júpiter) y «Lucy» (a asteroides troyanos, cerca Júpiter) y lidera un proyecto pa visitar de nuevo el cinturón de Kuiper. Además de eso, ha participado en dos docenas de misiones científicas y las ha liderado en 14 ocasiones. Ha pilotado cazas F-18 cargados de instrumentos científicos y dice que desde pequeño quería dedicarse a la exploración espacial, aunque no decidió hasta muy tarde si quería hacerlo como ingeniero o científico. Según ha comentado, lo mejor de la ciencia de los planetas es que realmente puedes ir hasta ellos, a diferencia de la astronomía. Quizás por eso su misión favorita sea el viaje a Plutón.
Imagen de la superficie de Plutón captada por la sonda «New Horizons» en 2015 - NASA

En relación con esto ha recordado que esta misión ha sido posible gracias a 31 años de trabajo, que comenzaron en el verano de 1989, cuando un grupo de jóvenes presenció cómo por primera vez una nave, la Voyager 2, sobrevolaba Neptuno y decidió plantear una misión a Plutón. Después de seis propuestas diferentes, y de más de 15 años de preparación, en enero de 2006 la «New Horizons» despegó con rumbo a Plutón, con un presupuesto y un equipo mucho más limitado que el de las míticas Voyager (Stern habla sobre la misión aquí y en su último libro). Tan solo ocho meses después, la Unión Astronómica Internacional convirtió a Plutón en planeta enano, después de constatar la existencia de varios cuerpos mayores en el cintruón de asteroides. 14 años después, la polémica sigue abierta.

-¿Qué pensó en 2006, cuando la Unión Astronómica Internacional (UAI) cambió la descripción de planeta?

Pensé que era un disparate y que habían cometido un enorme error científico... Y todavía lo pienso. Estoy convencido de que están bastante avergonzados por toda la controversia generada por esta definición equivocada.

-¿Sería conveniente entonces considerar la definición geofísica de planeta (que considera que cualquier objeto redondo, sin reacciones de fusión nuclear, es un planeta, ya sea la Luna, Ceres o Plutón)?

Absolutamente.

Plutón y Caronte, a escala y a la distancia a la que realmente se encuentran - NASA

-¿Aunque eso implique que en el sistema solar hay 100 planetas?

Sí, necesitamos aceptar los datos... ¡solo son datos! Lo mismo pasa en astronomía. Hace unos años pensábamos que había tantas estrellas como podíamos ver en el cielo, pero al apuntar un telescopio al cielo descubrimos que había incontables estrellas. Ahora sabemos que hay incontables planetas, así que tenemos que aceptarlo, porque así son los datos.«Creo que la ciencia avanza al integrar nueva información en los paradigmas, y por eso cada cierto tiempo los paradigmas cambian»

Creo que la ciencia avanza al integrar nueva información en los paradigmas, y por eso cada cierto tiempo los paradigmas cambian. Si no tuviéramos buenos datos pensaríamos que en el sistema solar solo hay unos pocos planetas, pero ahora sabemos que es completamente incorrecto y que necesitamos ajustar el paradigma a los datos.

-¿Ve probable que la UAI cambie su definición de planeta, a medida que se hacen más descubrimientos?

Creo que es improbale que la IAU cambie su definición. Pero en realidad no importa mucho, porque los científicos planetarios nunca usan esa definición. Es algo muy desafortunado que los periodistas raramente entienden y que le explicaré: la UAI es una organización de astrónomos y no de científicos planetarios. Como ellos astrónomos no son los expertos en el campo, es irrelevante que no les llamen planetas. Es como si los científicos planetarios replanteasen la definición de galaxias o agujeros negros: no importaría, porque no somos los expertos.

El hecho de que la UAI publicara una definición equivocada no ha impedido que los científicos planetarios llamen planetas a estos objetos. La literatura es muy clara: en artículos científicos y simposios los científicos planetarios hablan de planetas, porque es lo que son, no sabemos de qué otra forma llamarlos. (Por ejemplo, en artículos sobre Titán, un satélite de Saturno que es un poco menor que Marte y mayor que Mercurio, se habla de planeta y no de satélite).

Algunas lunas, como Titán o Ganímedes, tienen un tamaño parecido al de planetas como Marte o Mercurio. Según la definición geofísica, son planetas - Emily Lakdawalla/data from NASA /JPL/JHUAPL/SwRI/SSI/UCLA/MPS/DLR/IDA/Gordan Ugarkovic/Ted Stryk, Bjorn Jonsson/Roman Tkachenko

-Empezaron su proyecto de enviar una misión hace 31 años. ¿Cuál ha sido el peor momento en todo ese tiempo?

En septiembre del año 2000, después de una década estudiando las misiones a Plutón, la NASA decidió que rechazaría todo eso y que dejaría considerar enviar una misión a Plutón. Hicimos una gran campaña entre septiembre y diciembre y conseguimos que volvieran atrás.

-¿Y el mejor momento?

Cuando llegamos a Plutón y vimos la primera imagen en detalle de este espectacular planeta.

-¿Cuáles son los interrogantes más intrigantes que quedan por responder en Plutón?

(Una pausa de varios segundos). Hay mucho interrogantes abiertos. Es típico que, cuando enviamos una primera misión a un planeta, aprendamos mucho pero que generemos muchas nuevas preguntas. Una muy importante es si tiene un océano de agua subterráneo, tal como indican muchas evidencias. Pero para decidir si esto es correcto o no definitivamente necesitamos volver allí con otros tipos de instrumentación.

Imagen de Arrokoth, un objeto del cinturón de Kuiper sobrevolado en enero de 2019 - NASA

-¿Habría que enviar un orbitador, no? ¿Es posible hacerlo?

Así es. Es posible y está dentro de nuestras capacidades.

-Uno de los descubrimientos más sorprendentes que hizo «New Horizons» es que Plutón es un planeta activo geológicamente. ¿Eso tiene implicaciones para la búsqueda de vida? (La actividad geológica se considera como una de las características necesarias para el desarrollo de vida).

Al llegar a Plutón, «New Horizons» hizo la primera exploración detallada de un pequeño objeto del cinturón de Kuiper. Al demostrar que Plutón es geológicamente activo después de tantos miles de millones de años, y al mostrar que muy probablemente tenga un océano subterráneo, pensamos que muchos otros objetos en el cinturón de Kuiper podrían compartir esos atributos. Pero hay que enviar misiones a esos otros planetas para averiguarlo.

-¿Serán los «exoplanetas enanos» también importantes en otros sistemas solares?

Creo que es probable que los planetas enanos sean comunes en otros sistemas estelares y que superen en número a los otros planetas, tal como pasa en nuestro sistema solar. Ahora mismo son imposibles de encontrar, pero espero que podamos hacerlo a medida que la tecnología avance. Hace solo 30 años que era imposible encontrar exoplanetas, y hoy conocemos miles de ellos.
Representación de la nave «New Horizons» - NASA

-La «New Horizons» completó la primera exploración de todos los planetas del sistema solar en 2015. ¿Cuál es el siguiente gran paso?

Creo que el próximo gran paso es el comienzo de la exploración humana de los planetas. La exploración humana del espacio va a ser cada vez más y más importante y acabará dominando la exploración espacial.

-¿Lo veremos esta década?

Eso creo.

-¿Qué investigación está haciendo la «New Horizons» ahora?

Está haciendo una amplia variedad de estudios en el cinturón de Kuiper. Está analizando datos sobre las partículas de plasma y de polvo, para comprender ese medio y estudiar la distribución de masa del cinturón.

Además, a medida que avanzamos a través de él, vamos usando sus cámaras de largo alcance para observar estos objetos de cerca, después de identificar los objetivos con telescopios terrestres. Ya hemos estudiado alrededor de 20 de objetos en la distancia y esperamos estudiar muchos muchos más en los próximos años. También estamos buscando algún objeto para hacer un sobrevuelo cercano en los próximos años.

-Durante cuánto tiempo volará hasta atravesar el cinturón de Kuiper?

No sabemos donde está el límite, así que nadie puede contestar con precisión. Por ahora nuestra mejor estimación es que lo haremos a finales de esta década.

-¿Y cuándo llegará la New Horizons a la heliopausa (el límite de la zona del espacio dominada por el viento solar que da paso al espacio interestelar), siguiendo el camino de las Voyager?

Nadie puede responder a eso tampoco, porque la heliopausa fluctúa, avanza y retrocede. Como no tenemos capacidad de predecir con precisión dónde estará en los 20 y 30, no podemos saber en qué año llegaremos. Pero debería ser en algún momento a finales de los 30 o a principios de los 40.

-El apagado de la nave está programado, de momento, para septiembre de 2022. Pero, ¿hasta cuándo podría funcionar?

Estamos limitados por el hecho de que el RTG (el generador termoeléctrico de radio-isótopos) tiene cada año menos capacidad, a medida que el plutonio que genera la energía decae radiactivamente. También estamos limitados por la cantidad de combustible en el tanque y la salud de la propia nave. Ahora mismo está muy bien, aunque tiene casi 15 años de edad, pero a medida que avancemos estas cosas serán factores que determinarán cuánto tiempo puede continuar.

-¿Podría haber un nuevo sobrevuelo de otro objeto del cinturón de Kuiper?

Es posible y la búsqueda ya ha comenzado, pero seguramente hagan falta un par de años para encontrar un blanco.

-¿Por qué y cuándo decidió convertirse en científico?

Desde la infancia estuve interesado en la ciencia espacial y en la exploración espacial. Pero no tomé la decisión de convertirme en científico hasta que fui a la universidad. Me gustaba la ciencia y me gustaba la ingeniería, así que estaba muy dividido entre las dos, pero sí que sabía que me interesaba la ciencia planetaria.

-¿Y recuerda por qué?
Creo que estaba interesado en ella porque, a diferencia de la astronomía, realmente implica ir a los lugares que estudias, con naves espaciales, en lugar de solo mirar a través de telescopios. Creo que es muy atractivo ser parte de ello.

Comentarios

Entradas populares