Un grupo de científicos ha descubierto ocho colonias de pingüinos emperador en la Antártida que hasta ahora se desconocían

Descubren varias colonias de pingüinos emperador en la Antártida gracias a que satélites captaron sus excrementos

Los expertos temen que esta especie pueda llegar al borde de la extinción para finales de siglo debido al cambio climático.

Imagen ilustrativa.Mick Tsikas / Reuters


Un grupo de científicos ha descubierto ocho colonias de pingüinos emperador en la Antártida que hasta ahora se desconocían, después de que satélites captaran sus excrementos, según se aprecia en las instantáneas satelitales que acompañan un artículo publicado este martes en la revista 'Remote Sensing in Ecology and Conservation'.

Asimismo, los expertos han confirmado desde el espacio tres colonias adicionales que se identificaron previamente sobre el terreno. Es decir, ahora se conocen 61 lugares de reproducción del 'Aptenodytes forsteri', lo que supone un aumento del 20 % con respecto a los datos anteriores al reciente descubrimiento.

No obstante, estas poblaciones residen en un hábitat que está desapareciendo lentamente debido al cambio climático. De hecho, la mayoría de las nuevas colonias son tan pequeñas que los científicos necesitan múltiples imágenes satelitales de alta resolución en las que aparezcan sus heces sobre el hielo para asegurarse de que siguen vivas.

Los expertos temen que si la actual situación no cambia, las colonias descubiertas podrían llegar a extinguirse para finales de este siglo. "Los sitios de reproducción se encuentran en lugares donde las proyecciones de modelos recientes sugieren que [la cifra de pingüinos] emperador disminuirá", señaló Philip Trathan, biólogo conservacionista del British Antarctic Survey y coautor del estudio. Por ello, recomienda vigilar esos lugares con atención.
Período de incubación


Los pingüinos emperador "marchan hacia su extinción" a causa del calentamiento global

De acuerdo con los científicos, el tamaño de las comunidades de pingüinos emperador tiene un impacto directo en su supervivencia, ya que se agrupan para evitar los vientos fríos y la hipotermia, lo que significa que cuanto más pequeñas sean, más riesgo corren, especialmente durante el período de incubación, cuando las temperaturas pueden ser inferiores a 40 grados bajo cero.

Cada año, estos animales regresan a un mismo lugar para poner sus huevos, incubarlos y criar a sus hijos. Para ello necesitan hielo estable durante alrededor de nueve meses. Pero este ritual está en peligro debido al aumento de las temperaturas y el derretimiento del hielo, lo que podría traducirse en la desaparición de dicha especie.

Varios estudios señalan que si el nivel de gases de efecto invernadero no disminuye, el hielo marino de la Antártida se reducirá casi a la mitad, lo que significa que una gran parte de los 'Aptenodytes forsteri' desaparecerían para el año 2100. De hecho, algunos auguran que ocho de cada diez colonias se reducirían en más del 90 % para esa fecha.

Comentarios

Entradas populares