El «modelo primario» del politólogo Helmut Norpoth predice que Trump será reelecto (ha acertado resultados de 25 de las últimas 27 elecciones)


El científico político estadounidense Helmut Norpoth ha pronosticado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, será reelecto en los comicios del próximo 3 de noviembre, pese a que está por debajo hasta por más de diez puntos porcentuales en todas las encuestas de intención de voto nacional.


https://news.stonybrook.edu/

En 2016, Helmut Norpoth causó polémica tras pronosticar un 87% de probabilidades de que Trump se impusiera a la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton.

Norpoth hizo la predicción el 7 de marzo de 2016, ocho meses antes del día de las elecciones, y a muchos les costó creerlo, ya que Hillary arrasaba en todas las encuestas.

Con su «Primary Mode», Norpoth ha acertado a 25 de los 27 ganadores en las elecciones presidenciales desde 1912. Y es que con su modelo también a sometido a revisión los resultados de las elecciones pasadas y ha acertado en casi todas ellas.

Las únicas dos ocasiones en las que el modelo falló fue en 1960, una de las elecciones presidenciales más reñidas, y en 2000, cuando Al Gore ganó el voto popular, pero George Bush ganó en Florida en medio de un polémico recuento de votos.

Para la elección presidencial en Estados Unidos del 3 de noviembre, su modelo afirma que Trump tiene una probabilidad de ganar aún mayor que la de 2016: Un 91%.

De acuerdo con estos cálculos, Trump obtendría 362 colegios electorales, frente a 176 de Biden.
¿En qué consiste el modelo primario de Helmut Noporth?

En declaraciones al sitio de la Universidad Stony Brook, en la que es profesor del Departamento de Ciencias Políticas, Noporth explicó que comenzó a trabajar en su modelo después de las elecciones presidenciales de 1992, y lo puso a prueba por primera vez en 1996.

“Mi primer pronóstico fue la elección de 1996, en la que Bill Clinton fue reelegido para un segundo mandato”, dijo. «Predecir una victoria de Clinton se consideró exagerado, en ese momento porque estuvo bastante mal en su primer mandato.

La clave para hacer sus cálculos está en el desempeño de los contrincantes en las primarias de sus respectivos partidos y en otros indicadores que se basan en resultados electorales reales, y no en encuestas de ningún tipo.«Me concentro en las primeras primarias y en la forma en que los candidatos se desempeñan en esos primeros concursos. Es un muy buen predictor y un indicador adelantado de lo que sucederá en noviembre (…) Se trata de elecciones primarias, que son contiendas electorales reales y los votos se cuentan y tabulan”, dijo. “También utilizo números reales, como los resultados de elecciones anteriores, que indican si el péndulo se está alejando o hacia el partido de la Casa Blanca. Esto es algo que también se basa en resultados electorales reales y no en ningún tipo de encuesta de opinión», explicó.

La ecuación de Noporth tampoco incluye encuestas de índice de aprobación.

En la entrevista al sitio web de la referidad universidad, dijo que no le sorprende que su modelo dé como ganador a Trump.

“Cuando miré a New Hampshire y vi que Donald Trump obtuvo el 85% de los votos, y el retador más cercano fue Bill Weld con el 10% estaba bastante seguro de lo que el modelo iba a predecir”, dijo. “Si Trump hubiera obtenido solo el 55% y un oponente hubiera obtenido el 40 %, es posible que no hubiera predicho que Donald Trump tendría la oportunidad de ganar. Tal vez. Dependería también del otro lado «.

En cuanto a los demócratas, Norpoth opinó que la gran cantidad de candidatos y la incapacidad de cualquiera de ellos para comenzar rápidamente pueden haber condenado a la derrota al partido.

“La gente ha olvidado cómo le fue a Joe Biden en New Hampshire”, dijo Norpoth. Le fue terrible. Obtuvo solo 8,4% de los votos, lo que es increíble para un candidato con aspiraciones de ser presidente», comentó.

Dijo que si los demócratas se hubiesen unido en torno a un candidato desde el principio, y no a tener una batalla prolongada, su modelo se hubiese decantado a favor del partido azul.
¿Las protestas raciales y la pandemia de COVID-19 cambiarán su predicción?

El científico político asegura que su predicción no variará tras las intensas protestas raciales en Estados Unidos de los últimos meses, ni tampoco por el manejo de la pandemia por parte de Trump.

Explica que su método, basado en resultados electorales ya conocidos, es fiable.

“Mi predicción es lo que llamo ‘final incondicional’. No cambia. Es un modelo matemático basado en cosas que han sucedido. La elección presidencial de 2016 ha sucedido, los resultados de las primarias ya están disponibles. Puedo agregar los resultados de más primarias, pero incluso esos números han sucedido y tampoco pueden cambiar», argumentó.

Norpoth también destacó que está preparado para ver a Trump perder en el voto nacional, pero ganar en los colegios electorales. Y dijo que mantendrá su predicción matemática, aunque a todo el mundo le parezca una locura.

«Ahora pronostico directamente al Colegio Electoral (…) Nunca había hecho eso antes, pero hice un ajuste debido al desajuste que tuvimos en 2016, y estoy preparado para ver a Trump perder el voto popular nuevamente. Entonces, esta predicción se trata completamente de los votos electorales (…) Todo el mundo piensa que Trump se va a incendiar y aquí estoy prediciendo con casi total certeza que va a ganar. Parece una locura. Pero no lo es», concluyó.

Comentarios

Entradas populares