La primera ministra de Nueva Zelanda, la laborista Jacinda Ardern, declaró su victoria en los comicios celebrados este sábado en el país oceánico,

 

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, con su pareja, Clarke Gayford, tras conocer su victoria - EFE
 

La primer ministra de Nueva Zelanda logra una victoria histórica que le permitirá gobernar en solitario 

«El país ha mostrado esta noche el mayor apoyo al Partido Laborista en al menos 50 años», ha declarado Jacinda Ardern.

La primera ministra de Nueva Zelanda, la laborista Jacinda Ardern, declaró su victoria en los comicios celebrados este sábado en el país oceánico, en los que se proyecta que el Partido Laborista tendrá la mayoría absoluta en el Parlamento para gobernar esta vez sin necesidad de alianzas.

«Nueva Zelanda ha mostrado esta noche el mayor apoyo al Partido Laborista en al menos 50 años», dijo la mandataria de 40 años en su discurso de victoria dado frente a sus eufóricos correligionarios en la ciudad de Auckland, tras iniciar su discurso en lengua maorí.

Ardern, cuya gestión frente a la pandemia de la Covid-19 le ha valido el apoyo de sus compatriotas y el aplauso internacional, recalcó que «en los próximos tres años hay mucho que hacer. Nos reconstruiremos de la crisis de la Covid: mejor, más fuertes y con las respuestas a lo que se enfrenta Nueva Zelanda».

Con más del 90 por ciento de los votos escrutados, los laboristas alcanzan un 49 por ciento de los votos, lo que les daría 64 escaños de los 120 que tiene el Parlamento neozelandés, mientras que el opositor Partido Nacional logró un 27 por ciento de los sufragios, lo que se traduce en 35 representaciones parlamentarias.

La carismática Ardern remarcó que «las elecciones no siempre son buenas para unir a la gente, pero tampoco tienen que dividirlas».

De obtener la mayoría absoluta, el Partido Laborista se convertirá en el primero en gobernar en solitario desde la reforma electoral de 1996, con la que se buscaba lograr una mayor participación de los partidos minoritarios.
Resultados «excepcionales»

Poco antes, la líder del Partido Nacional de Nueva Zelanda, la conservadora Judith Collins, concedió la victoria a Ardern por estos resultados «excepcionales».

La colider del Partido Verde, Marama Davidson, felicitó por adelantado a Ardern por su «extraordinaria victoria», al mostrarse «orgullosa» por el éxito de su formación en las elecciones.

Según los datos preliminares de la Comisión Electoral, los Verdes, que fueron parte de la coalición gobernante junto al Partido Laborista y al conservador Nueva Zelanda Primero, lograrán un 7,5 por ciento de los votos y el liberal ACT un 8 por ciento, con lo que cada una de estas formaciones ocuparía 10 escaños.

El Partido Maorí acumulaba un 1 por ciento de los votos y obtendría un escaño, mientras que Nueva Zelanda Primero, del hasta ahora viceprimer ministro Winston Peters saldría del escenario legislativo.

Ardern, elogiada mundialmente por su gestión del atentado supremacista en unas mezquitas de Christchurch, tendrá que liderar la recuperación económica de Nueva Zelanda, que este sábado también celebró dos referendos para decidir en torno a la legalización de la marihuana recreativa y la eutanasia voluntaria y cuyos resultados se conocerán más adelante.

Comentarios

Entradas populares