Simon Bowes-Lyon, primo de la Reina, se enfrenta a cinco años de cárcel por un ataque sexual ocurrido en el castillo escocés de la Reina Madre



La Reina Isabel II y Simon Bowes-Lyon 

Su rostro resulta muy poco familiar para la prensa. Hasta hoy, que protagoniza un escándalo mayúsculo dispuesto a empañar el prestigio y la imagen de una Familia Real acorralada por otras polémicas. Simon Bowes-Lyon, de 34 años, el actual conde de Strathmore y Kinghorne, se enfrenta a prisión por un violento ataque sexual. Simon es familiar de la Reina Isabel II; su padre era sobrino nieto de la Reina Madre.

La Reina Madre, Isabel Bowes-Lyon - AFP

El aristócrata irrumpió en el dormitorio de una invitada de 28 años mientras dormía, durante una ceremonia en el castillo de Glamis, al este de Escocia, el hogar de la infancia de la Reina Madre. En repetidas ocasiones agarró a su víctima y le dijo que quería tener una aventura con ella, durante un asalto que duró más de 20 minutos. Se dice que trató de levantarle el camisón, la empujó contra una pared y la tocó. Previamente, había ingerido grandes dosis de alcohol.

Cuando ella rechazó sus insinuaciones, él la insultó tildándola de «persona grosera, mala, mala y horrible» y le dijo que no podía decirle qué hacer en su propia casa. La víctima finalmente logró sacarlo de la habitación y envió mensajes pidiendo ayuda a otros invitados, aunque el regresó e intentó entrar en la habitación de nuevo.

Bowes-Lyon admitió ayer un cargo de agredir sexualmente a la mujer en Dundee Crown Court. Se enfrenta a hasta cinco años de cárcel por el delito. El aristócrata recibió ayer la libertad bajo fianza y fue incluido en el registro de delincuentes sexuales, ya que su sentencia fue aplazada a la espera de otros informes.

El abogado del acusado, John Scott QC, dijo que su cliente «está realmente arrepentido por lo que acepta que fue una conducta vergonzosa. El alcohol no es excusa».
Castillo de Glamis, en Escocia - ABC

Los diarios británicos han tirado de hemeroteca para rescatar la imagen de Bowes-Lyon, con 15 años, caminando detrás del Príncipe Guillermo, en el cortejo fúnebre de la Reina Madre.
Sus raíces familiares

Simon es el hijo mayor de Michael «Mikey» Bowes-Lyon, décimo octavo conde de Strathmore y Kinghorn, e Isabel Weatherall. Sus padres se divorciaron en 2004 y él sucedió a su padre en 2016. Su familia es propietaria del castillo de Glamis y heredó una parte de la herencia de 40 millones de libras de su padre.

Sus problemas con la justicia se remontan en el tiempo. En junio de 2020, la policía de Durham se puso en contacto con el conde en medio de acusaciones de que se había saltado las medidas sanitarias contra el Covid para realizar un viaje. En 2010, se le prohibió circular durante nueve meses después de que se le registrara conduciendo su motocicleta a 100 millas por hora en un tramo de 60.

El aristócrata cuenta con un círculo de amigos muy conocidos como las estrellas de televisión de «Made In Chelsea», Hugo Taylor y Oliver Proudlock, el hijo de Bryan Ferry, Otis, y la modelo y socialité Poppy Delevingne.
Ana Mellado

Comentarios

Entradas populares