Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, El Salvador, entre otros, excluidos de la cumbre por la democracia de Joe Biden.


Los dictadores Nicolás Maduro, Miguel Díaz-Canel y Daniel Ortega, de Nicaragua, Venezuela y Cuba respectivamente. Sus países no fueron invitados a la cumbre.

El presidente estadounidense invitó a casi 110 naciones a participar del encuentro virtual que se celebrará el 9 y 10 de diciembre.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, invitó a casi 110 países a participar en su cumbre virtual por la democracia en diciembre, entre ellos los principales aliados occidentales de su nación, así como Irak, India y Pakistán, según la lista publicada este martes por el Departamento de Estado.

China no fue invitada, a diferencia de Taiwán, a riesgo de provocar la ira de Beijing. Turquía, aliada de Washington en la OTAN, tampoco aparece entre los países participantes.

De Medio Oriente, solamente Israel e Irak fueron convocados a esta reunión en línea organizada por Biden el 9 y 10 de diciembre. Los aliados árabes tradicionales de Estados Unidos como Egipto, Arabia Saudita, Jordania, Qatar o Emiratos Árabes Unidos no están invitados.

Con respecto a América Latina, el mandatario estadounidense invitó a Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay. Fueron excluidos Venezuela, Cuba y Nicaragua, tres países gobernados por dictaduras, además de Bolivia y El Salvador.

En Europa, Polonia está representada, pese a las recurrentes tensiones con Bruselas sobre el respeto al estado de Derecho, aunque Hungría, encabezada por el polémico Primer Ministro Viktor Orbán, no figura en la lista del Departamento de Estado.

En cuanto a África, la República Democrática del Congo, Kenia, Sudáfrica, Nigeria y Níger forman parte de los invitados.

Desde su llegada a la Casa Blanca en enero, la política exterior de Biden se ha centrado en el combate entre las democracias y las “autocracias”, desde su perspectiva encarnadas por China y Rusia.

En esa línea, la “Cumbre por la Democracia” es una de sus prioridades, además de una de sus promesas de campaña.


Democracias en retroceso

“Para una primera cumbre (…) existen buenas razones para tener presente un amplio abanico de actores: esto permite un mejor intercambio de ideas”, dijo a la agencia de noticias AFP Laleh Ispahani, de la Open Society Foundations, previo a la publicación de la lista.

Según Ispahani, más que hacer una reunión anti-China, país que tacha de “oportunidad perdida”, Biden debe aprovechar estos encuentros que reunirán también a dirigentes de la sociedad civil para “atacar la crisis que representa el grave declive de la democracia alrededor del mundo, inclusive para modelos relativamente sólidos como Estados Unidos”.

Esta cumbre fue organizada en vista de numerosos reveses que ha sufrido la democracia en los últimos meses en países donde Estados Unidos tenía importantes esperanzas.

Entre ellos Sudán y Birmania, escenarios de golpes de Estado militares; Etiopía, atrapada en un conflicto con riesgo de “implosionar”, según Washington; así como Afganistán, donde los talibanes tomaron el poder después de que Estados Unidos saliera del país tras 20 años de esfuerzos de democratización.

Comentarios

Entradas populares