Si no funciona el diálogo, ¿Rusia desplegará militares en Cuba y Venezuela?

Siguen las tensiones en los diálogos que reúnen a Estados Unidos y Rusia en materia de seguridad, en donde el tema de la escalada militar ha sido un tema de debate.© Proporcionado por El Espectador Sergei Ryabkov aseguró que no ve necesario seguir con reuniones, sino que plantea la necesidad de crear mecanismos para que se firmen las solicitudes de Rusia a los países Occidentales, dentro de las cuales se incluye bloquear la entrada de Ucrania a la OTAN.

Rusia no descarta llevar a cabo un despliegue militar en Cuba y en Venezuela si las conversaciones con Occidente, en lo que respecta a la seguridad y a Ucrania, fracasan. Estas declaraciones surgen cuando Rusia ha afirmado que los diálogos con la OTAN no están llegando a ningún lado.

Sergei Ryabkov, quien encabezó la delegación de Rusia en una reunión con Estados Unidos a principios de semana, dijo en televisión nacional que no podía confirmar ni descartar el envío de activos militares a Cuba y Venezuela si las conversaciones fracasan. Según el político, “todo depende de las acciones de nuestros homólogos estadounidenses”.

Al respecto, Michael Carpenter, representante de Estados Unidos en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), dejó en claro que no se lograron avances en la distensión de las tensiones en la reunión del jueves. “El tamborileo de la guerra suena fuerte y la retórica se ha vuelto bastante estridente”, dijo Carpenter a unos periodistas, se lee en The Guardian. Entre tanto, el ministro de relaciones exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, aseguró, a través de un comunicado en su página web, que “Ucrania también continuará trabajando activamente con sus socios para implementar un paquete integral para disuadir a Rusia de una nueva ola de guerra en Europa, que ya ha comenzado”.

Estas no han sido las únicas figuras políticas que se han pronunciado con respecto a una posible escalada militar. Por ejemplo, Zbigniew Rau, ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, aseguró que “parece que el riesgo de guerra en el área de la OSCE [conformada por Rusia, Ucrania, Estados Unidos y algunas naciones europeas] es ahora mayor que nunca en los últimos 30 años”.

Estos intercambios de posiciones se dan después de que Rusia movilizara 100.000 soldados y que colocara equipos militares a lo largo de su frontera con Ucrania, al tiempo de que emitiera una serie de demandas de seguridad que la OTAN ha dicho que son imposibles de cumplir, como retirar las tropas de los miembros orientales de la alianza y bloquear cualquier solicitud de membresía del régimen de Kiev.

Ante la continuación de los diálogos, hay posiciones encontradas. Por un lado, Ryabkov aseguró que “no veo ninguna razón para volver a sentarme en los próximos días para reunirnos nuevamente y comenzar estas mismas discusiones. Proponemos ir paso a paso por el texto, trabajarlo para llevarlo a una etapa en la que estaría listo para firmar. Esto es imposible hoy porque en los elementos claves, Estados Unidos y sus aliados dicen categóricamente ‘no’”. Frente a ello, Carpenter argumentó que existe la voluntad de continuar las discusiones, pero que “no se van a negociar los principios”.

Comentarios

Entradas populares